Por aquí no festejamos especialmente la navidad, pero sí que el paso de un año al otro (aunque en la práctica afecte poco) hace que por un instante te pares, y mires hacia atrás y adelante antes de seguir.

2015 ha sido un año especial, intenso para Fuel. Cambios, despedidas, reencuentros, hasta luegos e incluso un despertar de la fuerza propio (un rebranding). Hemos pasado momentos duros, extraños, amables y mágicos.

Así que a punto de empezar el nuevo año solo queremos pararnos un momento, mirar alrededor y desearos muchas cosas, tantas que no nos caben en una felicitación. Así que os dejamos unas cuantas para que elijáis vosotros.

En definitiva, os deseamos todo lo mejor para 2016. Ánimo y que la fuerza os acompañe, que nunca viene mal un poco de ayuda.