La secuela de Blade Runner —Blade Runner 2049— es una delicia visual, más allá de lo que podamos opinar sobre si es una buena película o no, o si está a la altura de la versión original.

Desde el punto de vista de un grafista, y con la mirada puesta en la atmósfera de la película inicial, el diseño de los elementos de Interfaz de Usuario (realizados por la agencia Territory Studio) de la nueva película es excelente. Ya sea una pantalla de vending, como un analizador de ADN, o los paneles de información del Spinner del protagonista, el equilibrio entre gráfica retro y  gráfica futurista es impecable.

Podéis ver un artículo completo sobre este tema en Creative review.